top of page

Cuando un horario laboral no te acomoda


Siempre existe la alternativa de emprender cuando los horarios de los trabajos a los que tenemos acceso no nos acomodan.

Piénsalo, el trabajo no queda cerca de tu hogar y, por tanto, tienes que salir temprano porque sino el tráfico te hará llegar tarde y si llegas tarde te llaman la atención y te descuentan. La jornada es larga, te emplea una pequeña empresa y te pide 10 horas de trabajo diarias, como no hay más trabajo, tu aceptas. El pago es bajo, pero es lo que hay. Cumples y luego te toca regresar a casa. El tráfico es un infierno, llegas tarde, cansada y apenas si tienes tiempo de ver a tus hijos a quienes dejaste a cargo de tu mamá. Estas un ratito con ellos, los acuestas y tú tienes que preparar la comida de mañana, es lo único que te pide tu mamá.

Estás cansada y no ves alternativas. Te sientes como un ratoncito sobre una rueda, caminas y caminas y no avanzas. Sabes que algo tienes que hacer, pero ni tiempo tienes para pensar.

Mi tarea es recordarte que no eres la única ni la primera con este reto. Tenemos muchos ejemplos de mujeres que ante la misma situación tomaron la decisión de emprender y, eso, casi siempre les abrió un nuevo horizonte.

Mi tarea es darte apoyo. Ayudarte a descubrir qué puedes hacer, cuáles son los pasos que tienes que dar y cómo tienes que organizarte para que tus esfuerzos den los resultados que deseas. Paso a paso, emprender no tiene que parecerte el ascenso a la montaña más grande del mundo, puede ser sencillo, solo hay que pensar bien. Trabajadora eres. Esforzada eres. Eres una gran mujer y una gran mujer merece ganar dinero sin tanto sacrificio.

Volvamos al inicio de este artículo, hoy inviertes demasiado tiempo para ir a trabajar por un salario que es muy bajo. La situación en la que estás no va a cambiar si tú no confías en ti y creas otra alternativa de obtener tus ingresos, una que demande menos tiempo y te permita ganar más.

¡Yo te ayudo!


Quieres aprender a emprender

  • Si

  • No


Ante todo, suscríbete a nuestro blog, es gratis.

Y piensa en matricularte en nuestros cursos para mujeres. La inversión que harás puede cambiar tu vida.