top of page

No mejoras un resultado haciendo lo mismo de siempre

Actualizado: 15 ene


No corres riesgos, siempre lo mismo
Sin riesgo no hay progreso

Por alguna extraña razón tenemos tendencia a repetir lo que sabemos hacer y no corremos riesgos. Nuestra acción parece estar orientada por el pensamiento ¿por qué cambiar lo que ya funciona? ¿por qué salir de la comodidad en la que me hallo?

Miren a su alrededor, somos una sociedad muy estática, aquí no se vibra por la innovación. En muchos campos todo permanece como hace décadas. Innovar no es hacer lo mismo de siempre.

Nuestro parque automotor es obsoleto, nuestro tráfico infernal, los mercados de abastos en su gran mayoría siguen en el deterioro de los ochentas, las galerías comerciales son un horno y tienen siempre espacios más pequeños del que los emprendedores requieren para hacer buenos negocios.

Por el lado de la gran empresa, ocurre lo mismo. La oposición a modernizarse es alucinante. Parecen adolescentes, todo es no. Pocas siguen las tendencias de la humanidad. Se oponen a los octógonos, se oponen a trabajar con las comunidades que las rodean, se oponen al cuidado del medio ambiente. Todo cambio es saboteado por la lógica del menor esfuerzo. Los gerentes no parecen darse cuenta que son contratados para llevar el barco a un puerto mejor y los accionistas no se lo exigen. La consigna es sacar la mayor cantidad de plata hoy y no invertir en el futuro. Y, entonces, el empresario se comporta no como locomotora de la sociedad sino como un vagón.

El país cambió, pero se sigue gerenciando como antes en muchos más sectores de los que somos conscientes.

No voy a hablar del sector público acá porque todo está normado para que la adaptación a los nuevos tiempos sea siempre saboteada. Lo que prima es no hagamos olas, no cambiemos nada. Y en cuanto a su relación con el sector privado, legal e ilegal, grande o pequeño, las presiones por mantener todo "asínomásyapuesqueimporta" son siempre aceptadas. La coima y la sacada de vuelta antes que el bien común y de la ambición por construir un país hermoso.


Paradoja


Parece broma
La paradoja

Leí, en un libro sobre innovación hace años, un ejemplo que se me quedó grabado. Cuando hubo la innovación de la energía a vapor y aparecieron las embarcaciones con ese sistema la reacción de la industria del transporte de los barcos a vela fue negar la innovación. Imagino sus soberbios discursos: "estos tontos del vapor creen que van a poder competir con nosotros", vamos a hacer más grandes las embarcaciones y ponerles más velas para que vayan más rápido. Nosotros manejamos el mercado, nuestros clientes son fieles, bla, bla, bla. No pudieron. El cambio las arrasó. Y aquí aún esperamos que haciendo lo mismo nos vaya mejor.

Urge un cambio de cultura
Los acostumbrados van a sufrir

Juan no seas tan duro, me dirán. ¡Qué negativo! cómo puede ser que no reconozcas los esfuerzos de las empresas. La verdad, somos lentos, la autocomplacencia no ayuda en estos tiempos. Y esto no es tirar barro a la gran empresa ni a la pequeña, innovación no es una mala palabra, reclamarla no es tener mala actitud.

Lo que ha habido, en Perú, es concentración y monopolio en el grupo de grandes empresas, la mayoría vinculadas al sector financiero o a gigantescas transnacionales. Están haciendo los barcos más grandes. Abusando de posición de dominio más que de innovación. Comprando y desplazando. Y en el mundo de la pequeña empresa, hay quietud más que ambición de crecimiento y modernización.


Esto ya era grave, pero es más grave aún porque vamos a enfrentar cambios gigantescos. GIGANTESCOS. Y, en momentos de cambios gigantescos, vienen crisis gigantescas. Así que deberíamos todos estar haciendo simulacros, poniéndonos en escenarios complicados, armando nuestros planes B, C, D, E. ¿Qué pasaría si...?, pero no nos gusta. Solo pensar que tendremos que movernos nos da pavor o flojera.

El cambio ya llegó y , felizmente, por otro lado, hay gente que se está preparando para la nueva ola de innovaciones. Esa gente va a crecer y crecer. Vamos a ver en los próximos meses y años desplomes grandes y crecimientos asombrosos. El parto de la nueva época va a ser doloroso. Mucho despido, mucho desconcierto, todos los acostumbrados la van a pasar mal. Espero que no sea tu caso. Si quieres pensar en los cambios y en las oportunidades que traen, te espero en VITAMINA O


No repitas lo de siempre
Sacude la inercia.Ilustraciones Mateo Infante

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page